La Apnea Obstructiva del Sueño es una enfermedad que provoca una serie de síntomas, que afectan directamente a la vida cotidiana de quien la padece. La pérdida de memoria es una de ellas que, como veremos a continuación, se debe a la mala calidad de sueño y al mal funcionamiento cerebral

La AOS y sus principales síntomas

 

Como ya hemos desarrollado en otro apartado, la Apnea Obstructiva del Sueño es un trastorno que se sufre durante el descanso, en el que las vías respiratorias se cierran, deteniendo la respiración por unos instantes. Esta enfermedad provoca ronquidos, somnolencia durante el día, dolores de cabeza por la mañana, y una serie de síntomas que afectan la vida diaria de la persona que la sufre. Sin embargo, existen otras consecuencias de la AOS, como la falta de concentración y la pérdida de memoria, las cuales han sido objeto de estudio para la ciencia que, mediante investigaciones, encontró la relación entre la apnea durante el sueño y los procesos cognitivos

 

La AOS y la pérdida de memoria

 

La Apnea Obstructiva del Sueño además de afectar al sistema respiratorio, repercute negativamente en el cerebro. ¿Cómo sucede esto? Pues bien, el cerebro es el encargado de ordenar toda la información obtenida durante el día y convertirla en recuerdos. Este proceso se ejecuta durante el descanso, es decir, mientras la persona duerme. Y para poder llevar a cabo exitosamente dicho procedimiento, es necesario que la persona alcance un sueño profundo. Por esto, al sufrir los síntomas de la AOS, el descanso se ve interrumpido, tornando difícil el desarrollo cognitivo y perjudicando directamente a la memoria.

La pérdida de memoria

¿Puede la AOS provocar Alzheimer?

 

La calidad del descanso no es lo único a considerar si hablamos de la pérdida de memoria provocada por la AOS. La realidad es que, cuando las vías respiratorias se cierran reduciendo el flujo de aire, el cerebro deja de recibir el oxígeno necesario para su correcto rendimiento. De manera que el funcionamiento cognitivo se ve afectado directamente.

Existen estudios que encuentran una conexión entre el Alzheimer y la AOS. Sobre todo, cuando hablamos de pacientes no tratados. Esto sucede porque, quienes no poseen un tratamiento adecuado o no se encuentran diagnosticados, conviven con los síntomas de la enfermedad a diario y al no reducirlos, el deterioro cognitivo puede resultar mucho más significativo en comparación con las que tienen la AOS tratada. Ya que, éstas últimas, mediante el tratamiento reducen los efectos negativos de la enfermedad, y por ende, su organismo comienza a funcionar mejor. 

Además, otra de las consecuencias de este trastorno es la depresión y la ansiedad. Se estima que un gran porcentaje de los que sufren apnea durante el sueño pueden desarrollar alteraciones psicológicas y mentales nocivas para su salud. Incluso existen estudios que calculan que alrededor del 40% de los casos de demencia se atribuyen a factores de riesgo potencialmente modificables, entre ellos la AOS no tratada.

¿Se puede prevenir o mejorar las consecuencias de la AOS?

 

Si claro, llevar un tratamiento adecuado y acorde, adaptado a las necesidades del paciente, son la clave para prevenir o mejorar los síntomas provocados por la Apnea Obstructiva del Sueño y evitar así, las complicaciones cognitivas indeseadas. Si quieres conocer más sobre los diferentes tipos de tratamientos que existen para la AOS, visita nuestra web y descubre los métodos que ofrecemos para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes.