Limpiar el equipo CPAP es fundamental para poder tener una terapia eficaz y evitar efectos secundarios indeseados. Y aunque suene complejo, es una tarea muy sencilla.

 

Pasos para limpiar el equipo CPAP

Principalmente, el equipo deberá encontrarse desenchufado al momento de la limpieza. Luego deberás quitar la cámara de agua del humidificador (si es que hubiera), la mascarilla y los tubos, el forro polar de la manguera, el arnés, la almohadilla y el armazón de la mascarilla. 

Una vez desarmado el equipo, tendrás que llenar el fregadero con agua tibia y jabón, y allí colocar los accesorios de la máquina evitando colocar aquellas piezas que contengan velcro. Deja reposarlas en agua durante 30 minutos y luego aclara con agua templada limpia. 

Deja secar al aire y sobre una toalla, lejos de la luz solar, la mascarilla y el humidificador. 

Y respecto a los filtros, si son desechables pues no hará falta limpiarlos, pero si no lo son, también pueden higienizarse con agua y jabón. 

Antes de volver a armar y conectar el equipo es importante que se encuentre totalmente seco. De ser así, una vez montada la máquina con un paño apenas húmedo puedes limpiar el exterior para eliminar polvo o suciedad del ambiente.

Respecto a los tiempos, una vez a la semana es suficiente para mantener una correcta higiene del equipo CPAP. Sin embargo, limpiar la almohadilla de la mascarilla deberá ser a diario

 

¿Por qué es importante mantener la higiene de la CPAP?

En primer lugar, mantener una mala higiene del equipo hará que se acumulen minerales en el filtro, que la máquina se desgaste rápidamente por el mal uso, se produzca moho y bacterias dentro de las piezas por la acumulación de humedad, y se genere a diario un mal sellado de la máscara complicando el tratamiento. 

 

En segundo lugar, las bacterias, las partículas de suciedad, la humedad, etc, provocarán afecciones tales como irritación y brotes alérgicos en la piel, sinusitis, complicaciones respiratorias, entre otras. 

 

Después de todo, la mejor forma de reducir estos riesgos o posibles afecciones, será limpiar el equipo CPAP correcta y regularmente. Si no está seguro de cómo hacerlo, puede consultar directamente las instrucciones que se encuentran en el manual del usuario

 

Otra herramienta muy útil y fácil de usar es el SoClean, que es un desinfectador automático sólo para tubos y mascarillas, el cual elimina el 99% de los gérmenes sin agua y sin productos químicos y sin tener que desmontar todo el equipo. Con este equipo puedes complementar de una manera muy ágil y sencilla, la limpieza de tu CPAP.